La consolidación de un gran banco (1963-1985)

El tercer nivel viene representado por la extensión del negocio del Banco de Santander en el ámbito internacional y, especialmente, iberoamericano. Esta política va a ser desarrollada desde 1950 con Emilio Botín Sanz de Sautuola en la presidencia del banco, en tanto Pablo Tarrero pasa a ocupar la dirección general. El acuerdo de corresponsalía exclusiva y recíproca con el Trust Company of Cuba en 1947 inicia la presencia del Banco de Santander en el ámbito iberoamericano. Tres años después se abren representaciones en México, Argentina y Venezuela. La importancia de estos negocios comienza a cobrar tal importancia para el banco que en 1955 se crea un Departamento Iberoamericano. En 1964 se produce el establecimiento del banco en Buenos aires y tres años después en Panamá. En 1976 se lleva a efecto la absorción del First National Bank of Puerto Rico, que un año después se convierte en Banco Santander-Puerto Rico N.A. Distintas fechas marcan el establecimiento del banco en otras áreas hispanoamericanos: Santo Domingo, Costa Rica, El Salvador (1977), Guatemala (1978), Miami (1979), Nassau, Sao Paulo, Uruguay y Chile (1982). Paralelamente a este proceso, el Banco de Santander comienza a abrir representaciones en Europa, que inaugura la establecida en Londres en 1957. A ésta seguirán las de París (1972) y Frankfurt (1973). En 1985 las acciones del antiguo banco emisor santanderino empiezan a cotizar en el parqué londinense. Fuera de Europa, la constitución en 1975 del Banco Intercontinental Español (Bankinter), conjuntamente con el Bank of America supone un hito para la entidad que le hace posible la presencia en el mercado norteamiercano. Al año siguiente se inaugurará la sucursal de Nueva York.

Uso de cookies

En el presente sitio Web utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia durante tu navegación. Puedes cambiar la configuración de tus cookies en cualquier momento. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. ACEPTAR

Aviso de cookies